Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Páginas

Publicado por Verónica González M.

Cerro Wichuj (cara de indio) visto desde el Raudal de Ceguera, ubicado en el Amazona al lado del Autana.

Cerro Wichuj (cara de indio) visto desde el Raudal de Ceguera, ubicado en el Amazona al lado del Autana.

Ama La Gran Sabana, vive en el balcón del paraíso, quizá en un pedazo de cielo, donde la naturaleza es la que manda y no permite que el hombre la vuelva un pantano. Ama subir las montañas que quitan el aliento, siente flow haciendo de guía a otros aventureros en una tierra tan mística y milenaria. Les presento a Odimar López, la exploradora venezolana mejor conocida como la niña de los Tepuyes. 

1. ¿De dónde eres?

O.L.: Yo soy de una de las ciudades - diría yo - más bellas de Venezuela, donde se junta el Orinoco con el Caroní. Nací en Puerto Ordaz, estado Bolívar. Me vine ya hace un tiempo a vivir a la Gran Sabana.

2. Describe que significa La Gran Sabana para ti.

O.L.: La Gran Sabana es parte de mi vida desde que tengo 10 años, la conocí porque mi papá me trajo para acá y se quedó en mi piel ¿Sabes? y dije "Yo quiero vivir aquí, yo quiero realizar mi vida en este paraíso, quiero estar en contacto con la naturaleza, quiero bañarme en los ríos, quiero irme a acampar cuando me provoque, ver las estrellas, no extrañar a los tepuyes, si no vivirlos todos los días. Entonces creo que la Gran Sabana es mi mundo, es mi manera de estar allí, por eso que no me he ido de Venezuela. No me veo estando en otro lugar que no fuese en ella.

3. Dinos cinco formas de llegar a La Gran Sábana?

O.L.: Puedes llegar en autobús que salen por las noches desde Puerto Ordaz; en carritos por puesto que es más rápido; te puedes venir en tu propio vehículo (aconsejo te traigas tus bidones de combustible); he visto mochileros que vienen de otros países a la Gran Sabana en bicicletas y los moteros cuando se vienen todos en caravana. Tienes que tener muchas ganas de aventurarte y ganas de conocer este paraíso que deja atrapada a muchas personas.

Odimar sigue apostando al turismo sostenible en Venezuela

Odimar sigue apostando al turismo sostenible en Venezuela

4. Estás consciente de que vives en el 'Mundo Pérdido' donde no hay tiempo, ni preocupaciones, ni el estrés de la vida que se lleva en las grandes ciudades?

O.L: Si. De hecho, cuando yo vivía en Puerto Ordaz quería salir corriendo de tanto estrés, de tantas preocupaciones, lo que genera la ciudad. Yo me refugiaba en el parque La Llovizna, en Puerto Ordaz, que se parecía a una sabana pero pequeña, siempre iba cada mañana a conectarme a correr, a conectarme con el Salto la Llovizna, hasta que no aguanté más y salí corriendo a instalarme en Santa Elena de Uairén, pues acá llevó una vida más tranquila, en conexión con la naturaleza, despego a mi hija de lo que es la ciudad como tal, de un centro comercial, de un cine. Mi hija Valentina está en contacto con la naturaleza, todos los fines de semana salimos a acampar, nos vamos al río, subimos a los turistas al Roraima, cuando llega un grupo nos vamos a Apuwao a hacer un fullday en la Gran Sabana. Aquí no hay tiempo, no hay estrés, no hay preocupaciones, solo queda disfrutar, aventurarte y cuidar a nuestra Gran Sabana.

5. ¿Cuántas cumbres has subido?

O.L.: Diríamos que cinco cumbres. Empecé en el 2014 subiendo el tepuy Chiricayen, fui con mi mejor amigo. Seis meses después me fui a Roraima, He estado en el tepuy Kukenan, que es un tepuy prohibido, de difícil acceso, pero he coronado su cumbre. Luego me fui a un tepuy que se llama Sororopán, que queda hacia los lados de Kavanayen y estuve en el abismo de El Paují.

Aun me faltan muchísimas cumbres por hacer. Tengo otros proyectos como ir al Auyantepuy, en el Salto Ángel, ir al tepuy Acopán. Espero hacer en enero del año que viene el Pico Bolívar, en Mérida, que es la montaña más alta de Venezuela, así que estoy preparada para ir al techo más alto del país como me dicen mis amigos de Mérida.

6. Cuéntame. ¿Qué te ha regalado la Gran Sabana?

O.L.: Chica no me hagas esas preguntas [risas] que se me ponen los ojitos aguados. Mira la Gran Sabana me ha regalado casi todo, me ha regalado una manera distinta de ver la vida, de apreciar lo que tienes, de conectarte contigo, de ese arraigo que sientes por el país, de seguir reconstruyendo y no huir ¿sabes? si no enfrentar la realidad. Me ha hecho fuerte, esta es mi actividad, es hacer las cosas con pasión, es enseñarle este mundo maravilloso a los turistas nacionales e internacionales y enamorarlos de nuestras bellezas y recuerdos naturales de lo que tenemos en el sur del país. Siempre voy a estar agradecida con ella, porque me enseña cada dia algo diferente que me hace aferrar a ella.

7. ¿Cuál es el lugar de la Gran Sabana al que nadie quiere ir?

O.L.: No creo que exista un lugar al que nadie quiera ir de la Gran Sabana. Cada lugar es diferente. Si te vas a los lados de Chiricayen o a El Paují es un paraíso: si te vas a Kavanayen o Mantöpay es como estar en el infinito y desconectarte. Entonces no existe un lugar que nadie quiera ir. Cada cascada, cada comunidad. Por lo menos no he escuchado a la primera persona que diga "no quiero ir para allá ".

8. Tienes amigos autóctonos. Cuéntanos alguna anécdota.

O.L.: Claro, todo mi equipo de trabajo que va al Tepuy Roraima es autóctono, no trabajo con criollos. Tengo un equipo de indígenas que son de la comunidad de Parai-tepui, con ellos comparto y hago las excursiones. Ya tenemos 5 años trabajando juntos y aprendo mucho de ellos. Es chévere compartir con los indígenas, Una anécdota es cuando entre ellos empiezan a hablar en su lengua el taurepán, para que uno no entienda y a mi me causa risa, somos de culturas diferentes y eso trae aprendizaje de ambas partes. 

9. ¿Cuál es la cumbre que te ha dejado con la boca abierta?

O.L.: Es un tepuy que subí a finales de mayo, se llama Sororopán tepuy, es una india acostada, el trekking se hace por la selva.

10. ¿Cómo es un full-day de tu empresa?

O.L.: Es pura magia y energía, es sentir ese arraigo a millón, es enamorar a los turistas de la Gran Sabana, es enseñarles las cascadas, que se recarguen de energías, que ellos se conecten con este paraíso. Es hacerle sentir al turista que esto es una maravilla de tierra y tenemos con qué. 

11. ¿Qué buscan los viajeros al ir a tus campamentos. ¿Con qué se quieren conectar?

O.L.: Yo tengo un campamento que se llama Walkirias, queda en Cielo Azul en Santa Elena de Uairén, lejos del centro. Tengo una laguna con pecesitos, es un sitio tranquilo ¿sabes? para desconectarse. Hay turistas que me dicen que cogen el sueño inmediatamente y se despiertan con el canto de los pajaritos. Te duermes con los grillitos.

12. ¿Qué debe contener el equipaje que va a ese maravilloso lugar?

O.L.: Bueno, primero que nada cámara fotográfica, para capturar esos atardeceres maravillosos. No te puede faltar repelente ya que aquí los puri-puris atacan cuando ven sangre nueva. Protector solar, camisetas manga larga, pantalones, traje de baño, ponchos y muchas ganas y energía de aventura y de vivir La Gran Sabana. Sobre todo mucha BUENA VIBRA.

13. ¿Qué medidas de seguridad empleas para que tus excursiones sean seguras en un país donde la inseguridad está a la orden del día?

O.L.: A los turistas nacionales y extranjeros siempre les decimos que si contratan una agencia que te organice todo, que te lleve y que te traiga no habrá problemas, no habrá riesgos de seguridad. Yo he organizado muchas excursiones y nunca hemos tenido impasse con la inseguridad. Hay que salir bien temprano, siempre de día. tenemos un chófer capacitado que ya se conoce la carretera. Con el problema del dinero en efectivo, todos los pagos los hago por transferencia.

14. ¿Quién le ha puesto los nombres a los tepuyes? Cuéntanos alguna leyenda con algún Tepuy en particular?

O.L.: El nombre los tepuyes obviamente se los colocan los indígenas autóctonos. Hay una leyenda acerca de un tepuy que se llama Kukenán que prohibieron subirlo en el año 92. Un pareja subió con un hermano de 12 años y este desapareció. De repente todo se nubló. El clima de los tepuyes es muy bipolar, puede hacer sol y de repente se nubla. Entonces cuando el tepuy se nubló, el hermano pequeño se desapareció y nunca encontraron el cuerpo. El Kukenán tiene muchas grietas donde se puede ir la gente, otros dicen que los extraterrestres se lo llevaron, otros dicen que los espíritus malignos se llevaron al niño. En sí, nunca se encontró el cuerpo del niño, desde entonces está prohibido el acceso al tepuy Kukenán.

15. Ehhhh ... ¿Onvis en la Gran Sabana?

O.L.: Bueno si, Roberto Marrero el que escribió la guía turística de La Gran Sabana hablaba mucho de los ovnis, de que había visto muchos ovnis. Cada quien tiene sus creencias y yo las respeto. Él es un guía turistico de estas tierras.

16. Sororopán, Ilú, Triamen, Karaurin, Wadaka, Yuruaní, Kukenán y Roraima, guardianes de La Gran Sabana. ¿Cuál es tu preferido?

O.L.: Hay te faltó el Chirikayén, que fue mi primer tepuy. Son siete tepuyes que puedes observar desde La Gran Sabana, esa es la cadena oriental de tepuyes. Mira cada uno tiene su particularidad. Roraima es la madre de todas las aguas y no todos se pueden subir. El kukenán se puede subir con un permiso que hay que pedir en la Capitanía y debes tener experiencia en la escalada. El Sororopán si se puede subir sin ningún problema, lo subí este año y quedé súper enamorada. Es un tepuy virgen que casi nadie conoce, la gente no va. Me conecté con mi interior de ser mujer, ya que Sororopán es una tepuy mujer, le dicen la india acostada. Sentí esas energía de empoderarme como mujer.

17. Tu espíritu libre que ama lo que hace y encuentras viajeros en tu camino para seguir haciendo historia. ¿Qué pone a prueba tus miedos?

O.L.: Pone a prueba en que las mujeres podemos viajar solas, ¿sabes? de creer en ti y conectarte. Yo soy una alma libre, me encantar viajar, explorar. Soy una mujer muy curiosa, quiero ver el mundo, quiero ver que hay, pero sobre todo quiero explorar a Venezuela, porque todavía me faltan muchos lugares que conocer. Cada día descubro un sitio y ese arraigo cada vez crece.

18. ¿Cuál es tu próxima montaña?

O.L.: Estoy organizando una excursión para enero de 2020 que es subir el Pico Bolívar, en Mérida. Siempre he querido regresar, la primera vez que fui era una niña y ya es hora de explorar otras montañas. Subir al Humboldt con mis amigos guía de ahí es la próxima meta. Tengo entre cejas y cejas coronar el techo más alto de Venezuela que es el Pico Bolívar.

19, ¿Te gustan los animales?  Tienes mascotas?

O.L.: Amo a los animales. Tengo un perrito Jack Russell que se llama Yunek, le coloque así por una comunidad indígena que queda en La Gran Sabana que siempre he querido ir y no he podido. Es un perrito muy activo, atlético, ideal para las personas activas. A Yunek le encanta salir por La Gran Sabana y acampar conmigo.

20. Completa la frase: Si abrazas un árbol...

O.L.: Rodéate de su energía. Por lo menos yo me la mantengo abrazando árboles, cuando fui al Sororopán-Tepui e hice el trekking por plena selva habían arboles inmenso, me detenía y los abrazaba para llenarme de su sabuduría, de su energía, de cargarme de buenas vibraciones.

21. ¿Los tepuyes saben tus secretos? Cuéntanos de que han sido testigos todos estos años.

O.L.: Mira los tepuyes saben todo lo que tú haces, desde que tiras un papelito. Ellos al final de todo se la cobran. Es así, Para acceder a los tepuyes tienes que pedir permiso a la montaña, eso como montañista todos lo sabemos. Los tepuyes han sido testigos de que lo que yo hago lo hago con amor y pasión, es de respetarlos y por lo menos la montaña se ha portado muy bien conmigo porque yo le he devuelto ese amor y cariño que yo le he demostrado.

22. ¿Cuál es tu más grande pasión?

O.L.: Mi más grande pasión es seguir haciendo lo que me gusta, subir tepuyes y transmitirle este amor a mi hija. Ella sabrá tomar su camino, pero yo quiera verla feliz. Creo que tengo una vida muy plena y siempre he hecho que lo que me ha gustado. No hay pasión tan grande como disfrutar de lo que haces.

Todos mis conocimientos de tepuyes se basan en las expediciones de Charles Bruger-Carías, quien ha sido mi maestro. Estoy muy agradecida, es muy amigo mío y soy amiga de su hija Karen. Es parte esencial en mi formación de flora y botánica, Roraima, entrañas del mundo perdido y supervivencia en la selva,

Odimar López

6°15′00″N 62°50′18″O

6°15′00″N 62°50′18″O

23. ¿Qué te falta por hacer?

O.L.: Bueno, imaginate yo tengo 29 años y me queda ufff un montón de cosas por hacer y sueños por realizar. Yo creo que cuando haces las cosas con amor todo va sucediendo. Uno de mis sueños era escribir en la guía turística de El Universal y que la gente leyera lo que yo siento al viajar, lo logré apenas este año, en enero. Ahora pertenezco a un gran equipo de bloggers que escriben con pasión acerca de Venezuela y del mundo.

24. ¿Cual es tu plato local favorito?

O.L.: Una cachapa con queso guayanés y aguacate [Risas] Si fuese por mi almorzaría eso cada día. Amo la cachapa, me desmoño por el queso guayanés. Cuando voy a Puerto Ordaz lo compro, es lo más delicioso que he probado en mi vida.

25. Y tú libro favorito?

O.L.: Es de un antropólogo que se llama Napoleón Chagnon, que habla acerca de los Yanomamö, la última gran tribu. Me encanta leer sobre las etnias indigenas y asi aprendo de mi cultura. 

26. Río favorito.

O.L.: Es el río Caroní, en Ciudad Guayana, soy guayanesa, nací San Félix y Siempre estaba en contacto con el río Orinoco y el Río Caroní. Cuando vivía allá siempre hacía kayak en el Caroní desde que soy pequeña.

27. ¿Cuál es la última película que has visto?

O.L.: Hotel Transilvania 3. En Netflix estoy viendo la serie de Bolívar, les invito a verla para que conozcan parte de la historia de Venezuela. 

28. ¿Eres feliz?

O.L.:  Pues si, soy demasiado feliz, llevo la vida que siempre he querido. Tengo vida, salud, tengo familia, tengo amigos y disfruto de mi actividad laboral con pasión, con amor, con entrega. Me ha tocado vivir una vida plena y disfrutar del contacto de la naturaleza. 

 

|| BIO ||

Odimar López Grillet.

IG y Twitter: @odigransabana

29 años.

Guía de Turismo.

Cofundadora @ecoaventuratours

Monte Roraima - Salto Ángel - Gran Sabana

Escritora en Guía Turística @eluniversal

Escritora en @cidadeecultura de Sao Paulo.

Vive en Santa Elena de Uairén, Bolívar-Venezuela

Fotos © Odimar López. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Jackson 09/11/2019 17:38

Una vida maravillosa, en un país maravilloso. Desconocido aún por nuestros connacionales, entre los cuales me encuentro. No pierdo las esperanzas, de en algún momento de mi historia, pisar ese mundo perdido. De seguro, será fuente de inspiración para cualquier poeta o escritor, que en la búsqueda de una aventura encuentre en sus tierras una fuente inagotable de historias.

Sonia 09/09/2019 22:22

Quina sort avui en dia escoltar a una persona que no es que sigui sols feliç, sinò que és molt feliç! No tots tenim el valor d'emprendre rutes noves i canviar la nostra vida però qui no arrisca.. Aquest és un clar exemple d'una vida plena i exitosa. Quin entorn més preciós!

Frank Montiel 09/09/2019 16:05

Estoy actualmente en chile , al sur de este país hay gente increíble que visto sus historias por la tv . Viven en mundos aislados más o menos como Roraima ( no tan explendido porque Roraima es una planeta dentro del planeta ).